Julio bague

En el mundo de la música existen personas únicas que no solo aman componer melodías, sino que utilizan sus conocimientos para estimular el crecimiento de otros talentos musicales. Uno de ellos es Julio Bagué, que desde sus inicios como violinista hasta su papel como ejecutivo musical, ha estado profundamente comprometido con la excelencia artística y el fomento de nuevas voces creativas. Su carrera es un ejemplo del dinamismo de una industria donde se combinan el negocio y el arte.

nn

Un proyecto del que el artista se enorgullece es la película de Netflix “Rebelión”, inspirada en el maestro de la salsa Joe Arroyo. Para recrear clásicos utilizados en esta película biográfica, Bagué colaboró con luminarias como ChocQuib y Ky-Mani Marley. “Esta es una película increíble y emotiva, y me encantan las reacciones que obtengo de la gente mientras la ven”, dijo Bagué.

nn

Considerado uno de los artistas colombianos más importantes del siglo XX que ayudó a revivir la danza latina, Joe Arroyo inspiró a una nueva generación de artistas, desde Shakira hasta Juanes. La película biográfica se estrenó el 17 de noviembre del año pasado en Perú y está disponible en Netflix. La película fue una hazaña significativa para Bagué, uniendo su experiencia como productor y su profundo respeto y amor por la música de Joe Arroyo, cuya música lo influyó mucho cuando era un joven artista.

nn

La carrera musical de Bagué: de talentoso músico a exitoso ejecutivo

nn

Bagué recuerda a su mentor Carlos Varela con el que comenzó cuando tenía alrededor de 13 años y que le enseñó no solo habilidades técnicas, sino también un profundo conocimiento de la teoría musical, entrenamiento auditivo y orquestación. “Él realmente me enseñó la teoría y entrenamiento del oído, y al nivel de hacer arreglos musicales”, dijo Bagué. La música no fue sólo una elección para Bagué; rápidamente descubrió que ésta era su vocación. Además de aprender su instrumento bajo Varela, perfeccionó su oficio, aprendió como ser arreglista, la instrumentación, y cultivó el amor por el arte de crear música.

n

Julio bague

Su educación en el Frost School of Music de la Universidad de Miami creó las bases de su carrera. Después que se graduó, sus experiencias prácticas en Radio Disney y Bacardí establecibieron los cimientos para componer y producir, preparando el escenario para su carrera, y más tarde trabajando en colaboración con artistas de renombre como Alejandro Jaén, que no sólo perfeccionó sus habilidades musicales, sino que también profundizó en el lado comercial de la industria musical. Esta transición de ser un estudiante de música para convertirse en un ejecutivo en este negocio fue una evolución natural para Bagué, aunque se identifica como músico y más que todo como arreglista, término que Bagué considera algo anticuado. “Yo empecé a producir realmente porque soy arreglista más que todo, eso es obviamente escribir la música, y descubrir cómo van a arreglar esa composición”, dijo Bagué. Esto lo llevó a orquestar música para varios artistas pasando a crear composiciones completas y armar su carrera musical.

nn

En el año 2000, el compositor fue nombrado Gerente Creativo de Peermusic, la editorial de música privada más grande del mundo. Aún así, las cualidades que aportó rápidamente permitieron que este sueño se hiciera aún más grande. “Tenían planes para hacer un estudio de grabación. Yo sabía de música, estudios, era creativo en ese sentido y tenía cabeza para el negocio”. Su profundo conocimiento musical, creatividad y habilidad para los negocios le permitieron avanzar rápidamente. En 2014, se convirtió en vicepresidente de la División Latina para la Costa Este y Puerto Rico, supervisando íconos como Chayanne, Prince Royce y Jorge Luis Chacín.

nn

Guiar estos talentos y jugar un papel fundamental en su desarrollo creativo es su pasión. “Uno como productor musical y otro como ejecutivo. Y en ambos hago lo mismo. Desarrollo sus talentos y al mismo tiempo me aseguro de que su música llegue a donde debe estar”, dijo Bagué. El ejecutivo y el productor musical cuentan con un hilo común: fomentar el talento entrelazando sus diversas responsabilidades dando forma a la dirección creativa como productor o creando estrategias para la promoción y ubicación de la música como ejecutivo.n

n

Mayores logros: Las aventuras de su carrera empresarial

nn

Bagué identifica sus logros no solo en términos de premios o reconocimientos, sino también en la magia que ha encontrado en el mundo de la música. En 2017, recibió el máximo reconocimiento en la industria musical: un premio Grammy. Bagué reflexiona sobre este hito de su carrera con humildad y modestia. “Bueno, ese proyecto fue obviamente súper importante”, recuerda su proyecto ganador del Grammy, To Benny Moré with Love. “El premio no fue simplemente una celebración de mis logros sino un tributo a los esfuerzos colectivos de mis colegas”. Ser reconocido por sus compañeros, además de poder celebrar con ellos este gran logro, se ha convertido en un recuerdo muy querido para el ejecutivo musical.

nn

A los ojos de Bagué, cada proyecto y obstáculo es una aventura y oportunidad a de crecimiento. “Todos los proyectos en los que he trabajado los veo como aventuras”, dijo Bagué. “Cada desafío es una oportunidad para inyectarle mi visión única y creativa”. El futuro es prometedor y emocionante para Bagué, con nuevos proyectos que incluyen un álbum de fusión de jazz latino y rap con Charlie Sepúlveda y un tributo a Nat King Cole. Mientras se embarca en nuevos viajes en el mundo de la música, está listo para abrazar el terreno desconocido con entusiasmo y determinación.

nn

Fotos: Kike Flores

n

---

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *